Mushara

NUESTRA HISTORIA

Mushara viajó con nosotros en la maleta. Nació del gusto por recibir, acoger y ofrecer hospitalidad a familiares y amigos cuando vivíamos en Namibia y nos visitaban para conocer este país del África Austral.

Retornó con nosotros porque allí ya nos planteábamos abrir un pequeño “Guest House” para alojar a visitantes que recalaban en aquella costa o avistadores de aves que se acercaban a la laguna de Walvis Bay para estudiar su comportamiento en aquel paraíso de pájaros.

La experiencia de vida en África fue tan poderosa que al regresar la idea persistía, así que nos planteamos unir las vivencias de los dos mundos en un pequeño apartamento con un estilo de decoración, objetos, fotografías, experiencias de viajes…

Todo ello le sirvió a Mushara para que surgiese sin esfuerzo a este otro lado del mundo. Regresamos a La Cumbre después de haber estado lejos y aquí continuamos nuestro proyecto familiar. Nos recibieron con los brazos abiertos y disfrutamos de las costumbres de la vida en un pueblo de verdad.

Nuestra pequeña África que vino con seis meses se acomodó y disfruta de una infancia preciosa en este ambiente extraordinario por lo natural, sencillo; del que nos insiste, no querer salir.

Sin duda este es el marco idóneo donde disfrutamos como familia, con vecinos y amigos, los de aquí y los que nos visitan desde otras partes.