La eficiencia en la Europa rural: “Hacer más con menos recursos”

Imagen Cabecera

Una publicación de la Red Europea de Desarrollo Rural muestra proyectos del FEADER sobre cómo se está apoyando la eficiencia de los recursos, mediante el uso sostenible de los recursos naturales y minimizando el impacto de la actividad humana en el medio ambiente. Los ejemplos que se pueden encontrar aquí se centran en el agua y el suelo, claves para la agricultura y el desarrollo rural.

Un grupo temático de la Red Europea de Desarrollo Rural (REDR) ha analizado últimamente cómo se lleva a cabo la eficiencia de los recursos en las zonas rurales. Al limitar el alcance de su trabajo a la gestión del suelo y el agua, el grupo identificó cómo pueden configurarse los Programas de Desarrollo Rural (PDR) para acelerar este cambio.

Sobre la base de ese trabajo, esta edición de publicación de ejemplos de proyectos del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) presenta iniciativas de desarrollo rural inspiradores que ya están mejorando la eficiencia de los recursos en toda la Europa rural.

Garantizar un suministro adecuado de alimentos para las generaciones futuras al tiempo que se reduce el uso de los recursos es un reto importante para la economía rural.

Los ejemplos presentados en este informe demuestran cómo el FEADER promueve prácticas sostenibles que son el mejor garante de un suministro continuo de agua limpia, la calidad de los suelos y la polinización de cultivos, y que ayudan en la lucha contra el cambio climático.

Las medidas de los PDR están cambiando la forma en que los gestores de tierras utilizan el agua y el suelo en sus actividades agrícolas y forestales. Se requiere que al menos el 30% del presupuesto del PDR se asigne a medidas que contribuyen al medio ambiente y al clima, de acuerdo con la prioridad 4 (restauración, conservación y mejora de ecosistemas) y la prioridad 5 (fomento de la eficiencia de recursos). En realidad, el porcentaje es mucho más elevado: el 52% según los datos más recientes.

En el caso del agua, los proyectos que se pueden encontrar en esta publicación están ayudando a reducir la contaminación de nutrientes, disminuir el consumo de agua y administrar mejor el suministro de agua. El problema del uso excesivo de fertilizantes y otros compuestos químicos tiene una larga historia en diferentes partes de Europa.

Los proyectos del FEADER están combatiendo este problema mediante la mejora de la supervisión del lugar, la facilitación del cambio hacia patrones de cultivo más sostenibles y mejores servicios de asesoramiento a los agricultores.

Las inversiones en infraestructuras de los sistemas de agua y en la capacidad de los agricultores para ajustar el uso del agua de una forma más precisa a las necesidades de los cultivos también están contribuyendo a reducir el consumo de agua.

Sobre el suelo, se describen iniciativas que limitan su erosión, mejoran la calidad y retienen el carbono. Estas iniciativas incluyen proyectos que están impulsando el intercambio de conocimientos entre agricultores, expertos e investigadores, proyectos cuyo objetivo es la conservación de la biodiversidad y proyectos que apoyan una captura de carbono más eficiente en el suelo.

La motivación económica para adoptar comportamientos eficientes en el uso de los recursos aumenta a medida que lo hace también la presión sobre los recursos naturales. En el caso de la economía rural, existen numerosas maneras de crear un mayor valor a partir de menos insumos. El FEADER brinda un valioso apoyo para fomentar un cambio más rápido hacia un modelo de producción económica más sostenible en la agricultura.